jueves, 16 de marzo de 2006

María Magdalena, esa cachonda

No lo digo yo, lo dicen las Dominicas de la Presentación de Barcelona para animar a todas las chicas díscolas a descubrir su vocación y hacerse monjas. Joder, lo dicen con tan buen rollo que me dan ganas de cambiarme de sexo y meterme a un convento pero ya.

8 comentarios:

creumont dijo...

Está claro que el mundo se divide entre Putas ambiciosas, borrachas y con los ojos malos, y monjitas... joder...

rufio datura dijo...

Espeluznante.....

javim dijo...

A la página le falta como fondo musical al Lichis cantando el "me gusta ser una zorra" de las vulpes...

javim dijo...

Y por cierto, Víctor, no creo que haya tocas de tu perímetro craneal.

Víctor Eme dijo...

Bueno, de hecho no hay apenas NADA de mi perímetro craneal... salvo trayectorias orbitales de satélites y cosas así.

Víctor Eme dijo...

Pero vamos, aún así ya he decidido hacerme monja. Tengo hasta el nombre: SOR MAZAPÁN.

rufio datura dijo...

Yo soy mas de Sor Dedo.

creumont dijo...

y por seguir con la coña... ¿ninguna Sor Dida por ahí? Joder, esto ya parece un tebeo de Mortadelo...