lunes, 11 de septiembre de 2006

Hasta los huevos de serendipias

No lo vais a creer. Aún está reciente nuestra agria polémica con Emilio Aragón, y ya volvemos a ser víctimas de otra serendipia.

Hace un par de años, tras conocer la noticia de que El Jueves crearía Mister K, una revista dirigida al público infantil/juvenil, Javim y yo nos pusimos manos a la obra y creamos una serie, Fran Postín, sobre una familia pija, la familia Postín, que encarga a un científico loco un hijo a la carta. Este científico crea a Fran, un pequeño monstruo de Frankenstein cuya interacción con los Postín daría lugar a las situaciones más extrañas.

Este era Fran Postín:


Y esta su primera aventura:


Hoy, buceando en la web de Santy Gutiérrez, dibujante de Mister K precisamente, Javim me llama la atención sobre este proyecto en el que Gutiérrez está trabajando para el mercado francés:

Trata sobre un pequeño niño monstruo, llamado Frank Stein, este sí nacido en el seno de una familia tipo Monsters, y las mil situaciones resultantes de su interacción con la gente "normal".
Una vez más, vuelve a estar presente la eterna pregunta de Iker Jiménez:
¿Casualidad? ¿Serendipia?

10 comentarios:

Creu Monstein dijo...

A mí también me ha llamado poderosamente la atención (que diría aquel) este proyecto y he recordado el vuestro para Mister K (que aún hoy busco en cada número por si los del Jueves hubieran abierto los ojos y lo publicaran, en serio). Serendipia, sí, no hay duda... Por cierto, lo de Frank Stein coincide con el nombre de MADMAN, o casi, ¿no? Creo quie era Frank Einstein o algo así... ¿Plagio o serendipia una vez más?
Qué complicado es esto, copón...

manolom dijo...

Cuanto talento desaprovechado...y que aprovechan otros, porque la página de Javim/Víctor (ahora que la veo más detenidamente que en su día no le hice caso...es bromaaaa), está de putísima madre.

Puebla dijo...

Pues eso, serendipia. Hace unos años envié una serie de media página al Jueves, como os imagináis,después de muchos quebraderos buscando un personaje 'nuevo' que tocara un tema diferente a los publicados, y encontré la respuesta muy cerca de mí. Así que el protagonista era un profesor de la ESO y su caterva de alumnos cafres. En fin, que a los seis meses me encontré con 'Olegario Gandaria... etc'.
Oye, me entró una serendipia por todo el cuerpo.

manolom dijo...

El caso Puebla que yo le comentaba a Javim esta mañana...

Jesus G. dijo...

Hostia tú, qué mal huele esto, sí.

manolom dijo...

Pues el otro día ví que una de las casetas de artesanos instalados en los huertos del malecón se llamaba "Los 4 Elementos"...

serendipimont dijo...

SERENDIPIA, SERENDIPIAAAAAAA

Víctor Eme dijo...

Nuestra vida creativa está marcada por las serendipias; recuerdo cuando, al poco de poner en marcha Terapia de Supergrupo nos enteramos de que Rob Liefeld había hecho unas viñetas sobre una psiquiatra de superhéroes y que estaba en estudio una película sobre el tema con Jennifer López.

En fin, no sé si son serendipias u otra explicación más plausible: que nuestra pobre imaginación sólo se pasea por las transitadas calles de la vulgaridad.

Chipola dijo...

¿Serendipia? ¿Casualidad?
Yo diría que se trata de un caso evidente de SERENDIPIA CASUAL que consiste en que CASUALMENTE otro HACE tus ideas, es decir a caso hecho.
Visito poco este blog y lo lamento pues es un rincón colega muy fresco y divertido. Y como soy mayor que vosotros os cuento una batallita de abuelo.
"Cuando yo empezaba en esto de la publicidad, en EKIPO, hice una visita a la desaparecida DIPUTACIÓN para exponer un proyecto de libro muy didáctico, histórico, con leyendas y anécdotas... (es un proyecto que Víctor aún habrá visto por mis estantes que no se ha hecho nunca) Pues 20 días después una especie de FUNCIONARIO, ESCRITOR, EDITOR, PINTOR Y LO QUE VENGA sacó el mismo concepto mal hecho, feo, sin rigor... DESTRIPÓ LA IDEA. Y eso lo ha hecho más veces y lo han hecho más personas"
Desde entonces he visto (hemos visto) SERENDIPIAS DE LA HOSTIA con la mitad de las propuestas, iniciativas y desarrollos que presentamos para ver si llenamos la olla.
No os quejéis y gozad de vivir en una ZONA SERENDÉPICA de las más potentes del mundo, habitada por legiones de serendépicos contumaces.
Llamadme para cuando vayais a darle caña al film LA SERENDIPIZACIÓN DE JENNIFER que tengo algunas ideas que se me va la cabeza.

manolom dijo...

Y tú como abuelo nuestro, aunque yo te voy a la zaga (e edad), no te creas, ¿no conoces por tu experiencia, alguna forma de evitar estas "casualidades"?. Por ejemplo, no sé, una chorrada, valdría de algo registrar las cosas en la propiedad intelectual?. Ilústranos, master.