viernes, 9 de marzo de 2007

Caldeando el ambiente

Mi amigo Belando me llama la atención sobre el interesante Editorial de hoy en El País. Si quieren me clican aquí y me lo leen. Es bastante bueno, y tienen razón (aunque sea el órgano de propaganda de Polanco que tanto odia Losantos).

El problema es que se acusa al PP de un uso irresponsable de algo que, en el fondo, es el eje de su estrategia: la desestabilización de todas las instituciones del Estado. Es fuerte pero es así, y en ese sentido coincido con el análisis que César Mallorquí hace en su excelente Blog La Fraternidad de Babel.

Los publicitarios sabemos que para que una campaña funcione debe existir la USP (siglas inglesas de "Unique Selling Proposition"= Proposición Única de Venta). Aznar logró una mayoría absoluta en 2000 con una poderosa USP que mezclaba el voluntarismo, la constatación de unas tendencias económicas y sociales y al mismo tiempo tenía cierta connotación de humor que la hacía muy digestible y repetible espontáneamente. Esa USP era una frase tan sencilla, tan tonta como todos los mejores eslóganes de la historia: "España va bien".

Pero fíjate que en 2004 Aznar y sus secuaces son desalojados del poder de la forma más humillante que un político haya vivido en toda la democracia. La salida a patadas por la puerta trasera con escupitajo en la cara incluido es la que siempre soñó Aznar para Felipe González. Pero la vivió él mismo en sus carnes, y por eso se convirtió en esa especie de Mordred rencoroso, neurótico y vengativo que ahora es y que hasta su físico transmite con claridad.

En este contexto surge un ZP cargado de imagen y valorado como nunca un Presidente de Gobierno lo había sido. Por eso el mismo día 15 de marzo (esto es un recurso literario) los estrategas del PP se ponen a trabajar en la destrucción de un personaje (aún no uso la expresión “persona” ni “político”: no entro en los contenidos) que tiene la potencialidad de sentar en el banquillo al PP durante toda una década. Esto en cuanto a partido; Aznar y su gente (Acebes,...) tienen otro objetivo de comunicación añadido: reescribir la historia. Ellos no lo hicieron mal casando a la hija como a una infanta ni yendo a la guerra ni pactando con ETA ni mintiendo sobre el 14-M, ni... (Etc.).

Resumiendo: que surge la USP para la legislatura que estamos viviendo: "España va mal". Pero como no va mal en los mismos términos en que antes iba bien (con los criterios de medición del capitalismo que al fin y al cabo hoy están vigentes en este puto mundo) en términos de crecimiento económico, empleo,... en el discurso del PP va a ir mal, fatal, en términos estructurales. La España de Zapatero es en la construcción del PP un engendro donde nada funciona, el gobierno no gobierna, las autonomías cantan el himno de Riego y, punto muy importante: LAS INSTITUCIONES YA NO SON DE FIAR.

Si la USP es la que decíamos, el argumento estratégico de TODAS LAS INSTITUCIONES DEL ESTADO ESTÁN EN ENTREDICHO MANIPULADAS POR UN GOBIERNO ESTALINISTA es fundamental para un PP arrinconado por todos los grupos políticos. Le permite dudar de todo: de la instrucción de un sumario, de las investigaciones de la fiscalía hacia sus políticos corruptos, de la honradez de la policía. Hasta la Virgen tiene un poco de cara de puta desde que gobierna ZP.

En términos de comunicación hay dos estrategias de comunicación contrapuestas:

- La del PSOE que vendió un producto (ZP) en positivo, con las estrategias y medios de la comunicación moderna.

- La del PP que es, punto por punto (y esto no es una broma ni una exageración) la esbozada por Adolf Hitler en Mein Kampf y desarrollada por Goebbels. Pura propaganda de guerra: demonización del adversario (ZP es a un tiempo bobo, iluso, confiado, indolente, holgazán, escaso de luces... pero también pérfido, taimado, diabólico, traidor, calculador, despreciador de todo lo sagrado, de España y de los españoles. Es como un híbrido entre Forrest Gump y Fu Manchú, vamos), repetición de ideas aunque sean mentira hasta "calar", apabullar dando imagen de unanimidad social a través de manifestaciones, banderas, himnos, (de manera que el adversario, aún mayoría, se perciba a sí mismo como aislado/minoría...).

Y por ahí van. El tema es que esta estrategia por sí sola no es suficiente, y yo siempre imaginé que en un punto de la legislatura el PP haría un trabajo de maquillaje para reinventarse con "talante". No hay una estrategia que "venda" en positivo a Rajoy o a quien sea, son como los supertacañones. Y esto a Aznar le costó caro: perdió unas elecciones que debería haber ganado por desgaste del adversario en 1993 y ganó por la mínima en 1996. Sólo barrió cuando pudo dedicarse al mensaje positivo: "España va bien".

Desde la perspectiva de la comunicación el enfrentamiento entre estas dos técnicas tan contrapuestas es muy interesante. De un lado el marketing moderno intentando vender como una Coca-Cola o como un Kennedy vallisoletano a un ZP más vacío que lo que su propaganda nos dice. De otro el “Mein Kampf” del PP intentando convencernos de que ZP acabará con España. ¿Qué estrategia ganará, dado que ambas parten de una exageración de la realidad y operan sobre un campo semivacío?

Pero claro, como ciudadano no publicitario y fuera del morbo profesional la crispación es pesada, horrible y aburre.

Y en eso estamos. Lo demás, De Juana Chaos, el 11 M o el Cristo de los Faroles es el chocolate del loro. La estrategia está detrás y por encima y es suficiente que ZP acaricie el pelo rubicundo de una niña en una visita oficial para que España esté al borde de la aniquilación a manos de un pederasta.

6 comentarios:

manolom dijo...

Muy bien escrito. La estrategia del PP es como lo de las brujas en la Edad Media, acusar con insistente saña hasta que las frágiles, simples y fácilmente moldeables mentes de la mayoría de la plebe se autoconvenzan, sin detenerse a recapacitar, que hay que mandar a la hoguera al causante de los maleficos. Siempre he creído que la publicidad tiene poco que ver con el producto ni sus cualidades, se trata simplemente de MANIPULACIÓN.

javim dijo...

Víctor Eme ha vuelto. Y de qué manera.

Al hilo de las acertadas reflexiones del post, no sé si habéis visto la entrevista al José María García del Loco de la Colina.
Aún siendo un personaje grimoso por sus ínfulas de perdonavidas y por su mesianismo, son bastante esclarecedoras sus declaraciones sobre la última conversación que tuvo con Aznar, cuando se intentaba gestar una gran empresa de comunicación de derechas.

El video sigue colgado en Youtube por entregas.

Víctor Eme dijo...

Bueno, Manolo, digamos que la publicidad es manipulación... ma non troppo. Al final siempre hay un producto detrás; por bella que sea la imagen y seductor el eslogan "¿Te gusta conducir?" al final se trata de un peaso BMW. La publicidad busca asociar el producto a unas emociones y estilo de vida, pero si finalmente el BMW fuese una cascarria la publicidad por sí sola no llegaría a funcionar.

Precisamente, y por desgracia, lo que funciona como pura manipulación es la "publicidad" más destructiva. Si yo voy por ahí esparciendo el rumor de que eres un corrupto, en unos meses bastante gent va a creerme. Pero por el contrario, si digo que eres el mejor diseñador del mundo a largo plazo tus capacidades deben estar ahí respaldando esa imagen. Si es cierto, por más que yo haya sido exagerado al venderte, funcionará. Pero si resulta que eres malo, tarde o temprano el engaño se vendrá abajo.

En publicidad funcionan muy bien las exageraciones y las hipérboles; pero los engaños los pagan caros la marca y el producto.

Víctor Eme dijo...

Pero vamos, que sí es cierto que es manipulación pura y dura desde el momento que pretende llevarte a adquirir algo que no sabías que existía (y que seguramente ni siquiera necesitas).

corrupmont dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAH, MANOLO MARTÍNEZ ES UN CORRUPTO? NO LO SABÍA!! GRACIAS POR AVISARME, SEÑOR EME. VOY A CONTARLO A TODOS MIS AMIGOS Y A MONTAR UNA MANIFESTACIÓN (DE ESAS QUE METEN 2 MILLONES DE PERSONAS EN UN RECORRIDO DE 1000 METROS COMO POR ARTE DE MAGIA, AUNQUE NUNCA HAYA TENIDO UNA PUTA PRUEBA DE ESTA ACUSACIÓN!!

me cisco en la manipulacimont dijo...

Bromas aparte, muy buena la reflexión, Víctor. Has confirmado y explicado con excelente criterio muchas impresiones que tenía desde mis limitados conocimientos del tema del marketing. Con tu permiso, voy a copiar y mandar a mis amistades el texto (con mi firma, por supuesto, je, je). No, en serio, con la tuya. ¿Puedo?
Vas a ser famoso... ¡como la peluquera de Cancún o así!