jueves, 8 de noviembre de 2007

La droga es la auténtica salud

Que lo más entretenido de la tele sean los programas que hacen tele riéndose de la tele dice mucho del estado del medio televisivo.

Ayer a mediodía, en el programa de la rubia y la morena, rescataron este fragmento de Callejeros. Desde entonces, Ramón es mi dios.



Y es que la vida está llena de barro.

1 comentario:

ra-mont dijo...

Ven pa'ca orejudo! pim pam pim!!

¡Qué figura el Ramón! Cuanta sabiduría y filosofía concentradas en tan pocos minutos...

Por cierto, los dos derechos esos que le faltan, según sus palabras, serán el sesso y la dronga, ¿no?