lunes, 24 de octubre de 2005

Perdido

Bueno, pues nada, ya me he inscrito a la legión de seguidores de "Perdidos": el hecho de pasar el fin de semana mano a mano con un bonito catarro klinero, junto con la ayuda que supone disponer de toda la serie para enchufármela en ojo, asi como a la insistencia en la defensa de las virtudes de esta serie por parte de mi entorno cultural, han convertido en realidad lo que consideraba impensable: que me enganchara a "Perdidos".
Y era impensable por mi parte por una sencilla razón: no quería formar parte de la legión de perdidos (en el más estricto de los sentidos): que la serie es cojonuda, que la realización chapó, que la historia es la leche, que....en fin, todo eso que inunda los foros de internete es innegable. Lo que me daba motivos para no engancharme era precisamente terminar perdido en la voragine de capítulos; me joden las series que últimamente campean por los canales; un ovillo permanente que se lia una y otra vez sobre si mismo sin llegar a ninguna conclusión; una sucesión de sucesos inexplicables que cada vez hacen más gorda la madeja y que al final no llevan a ningún sitio.
No sé si será el caso de esta serie, pero como la cosa empieze a marearme sin concretarse en nada, me parece a mi que la mando a la m....

No hay comentarios: