lunes, 24 de octubre de 2005

The Chemical Brothers

De mi admiración devoción paranoica obsesiva hacia los Hermanos Quimicefa Victor Eme puede dar buena fé; no hay distancia kilométrica pequeña que evite mi presencia en uno de sus conciertos, y el resacón me dura dos semanas. Reconozco que entre otras muchas, soy amante de la música electrónica (pero la buena), y por tanto estos tios son un referente en ese campo desde hace muchos años. Pero la cuestión es que no solo basan su trabajo en la música, sino que desde el principio se apoyaron en un cuidado diseño gráfico tanto de las portadas de sus discos y singles como de las proyecciones de sus directos; esto es así hasta el punto que en sus conciertos (que reconozco que son los espectáculos mas alucinantes que he visto en mi vida de conciertos) el soporte visual me atrevería a decir que supone el 50% del efecto que provoca su música: minimalismo, art decó en el diseño de animaciones, flash corriente y moliente, surrealismo, psicodelia visual...en fin, una pasada.
El caso es que no podían ser menos sus videoclips: en su página web se pueden visualizar todos, y aunque no tienen desperdicio ninguno (os los recomiendo todos), me he inclinado a escribir este post al visualizar el de "Believe": ¿a quién se le habrá ocurrido la idea de un robot de soldadura que persigue al paranóico del empleado de una fábrica de coches por toda la ciudad?.
Chiquitins, pónmelo.

No hay comentarios: